Es verdad que puede, que no todos los días sean buenos; pero si que siempre hay algo bueno en todos los días.

La vuelta de vacaciones siempre se nos puede hacer un poco cuesta arriba. Todos tenemos asumido la tan oída noticia en los telediarios de la depresión post vacacional, vueltas a las rutinas y la mejor forma de paliarlo.

Estamos hartos de escuchar la teoría de un año para otro pero necesitamos esa inyección de un RECUÉRDAME!!!

RECUÉRDAME:

  • Que nada es eterno. Todo tiene un principio, un recorrido y un final. Lo bueno se acaba, pero lo malo y las dificultades también. Las vacaciones volverán en algún momento a nuestras vidas.
  • Afrontar este nuevo curso o etapa con determinación y actitud: establezcamos prioridades y adaptémonos a los nuevos horarios poco a poco. A ser posible una semana antes de incorporarnos a la rutina.
  • Atenuar La Luz en los dormitorios antes de acostarse, ayudará a disminuir el impacto que la luz ejerce sobre el sueño. Eso nos facilitará un mejor descanso y sobrellevar  los temidos madrugones.
  • Se dice que los adultos engordamos una media en vacaciones de entre 2 Kl y 5 Kl. Recupera la rutina de los horarios en comidas disminuyendo los apreciados picoteos. Una buena y ordenada alimentación ayuda a afrontar el día a día.

Y lo màs Importante, intenta que no te invadan las preocupaciones; ante todo perspectiva del tiempo y ACTITUD.

Empieza  con energía y positividad. 

Nunca olvides que: “Si no te gusta algo, càmbialo; Y si no lo puedes cambiar, cambia la forma de pensar que tienes sobre ello”. – Mary Engelbreit. 

CUESTIÓN DE ACTITUD!!

Feliz etapa y nuevo curso.

Solo utilizamos cookies de análisis propiedad de terceros. Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close