Enseña a tus hijos a ser positivos. La positividad se cultiva, sólo tienes que seguir unos pequeños pasos:

  • Dirige la atención de las cosas a lo que tenemos, no a lo que no se tiene.
  • Enséñale a ser agradecido.
  • Enséñale a saber esperar en una sociedad de feed back rápido. No todo se consigue en el momento.
  • Ayudarle a conectar con actividades donde logre perder la noción del tiempo.
  • Establece un diálogo al final del día donde ambos os contéis al menos tres cosas buenas que os hayan pasado.

Solo utilizamos cookies de análisis propiedad de terceros. Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close